Análisis de Pelea: TJ Dillashaw vs Dominick Cruz (UFC Fight Night 81)

TJ vs Cruz

Continuando con la sección “Análisis de Peleas”, ésta vez es el turno de estudiar el combate que fue llevado a cabo entre el retador Dominick “The Dominator” Cruz y el campeón T.J. Dillashaw por el título de peso gallo de la UFC (categoría de los 57 a 61 kilogramos de peso).

La pelea tuvo lugar el día 17 de enero del 2016 en el evento “UFC Fight Night 81”, y ya se considera como una de las candidatas a “pelea del año” en el mundo de las Artes Marciales Mixtas por su calidad técnica y competitividad.

En este articulo explicaré tres aspectos que hacen de este enfrenamiento, un evento memorable para la historia de este deporte.

1. La historia detrás del enfrentamiento: La pelea marca el regreso de Dominick Cruz al octágono luego de casi 4 años. En el 2011, Cruz era el campeón indiscutido de peso gallo en la UFC, habiendo defendido su titulo exitosamente frente a Demetrious Johnson. Desafortunadamente, una serie de lesiones, que incluyen 3 desgarros del ACL (ligamento anterior cruzado de la rodilla) y la ingle, impidieron que pudiera concretar sus siguientes peleas, y la UFC se vió en la obligación de quitarle su título. Renan Barao ganó el titulo vacante y luego de defenderlo exitosamente un par de veces,  finalmente lo perdió frente a TJ Dillashaw, quien fuera apodado por algunos como el “nuevo Dominick Cruz”.

Ahora, 4 años más tarde, el antiguo campeón regresa para enfrentarse al actual y dominante campeón para recuperar su título, que nunca perdió en una pelea.

Hasta ahí la historia ya es impresionante, sin embargo, si consideramos que Cruz no soló enfrentó al campeón actual luego de estar detenido varios años por haber sufrido múltiples lesiones, si no que lo venció, la pelea se convierte en el punto cúlmine de una historia de superación a las adversidades, digna de una pelicula.

069e3663_o

2. El juego de pies y el futuro de las Artes Marciales Mixtas: No cabe duda que el principal atributo que caracteriza el estilo de pelea de Dominick Cruz es su impecable juego de pies. Con esto me refiero a su extraordinaria habilidad para moverse por el octágono, creando y acortando distancias, pivoteando, cambiando de guardia constantemente, buscando siempre nuevos ángulos o ataques, transformándolo en uno de los peleadores que recibe menos golpes por pelea en la UFC, y que utiliza un estilo de “entrar y salir”, golpeando a sus oponentes rápidamente y luego alejandose, para evitar ser dañado.

Pese a que Dominick Cruz está a años luz de la mayoría del resto de los peleadores en relación a este tema, si existe alguien que pueda acercarse (aunque sea remotamente) a él, es TJ Dillashaw, quien también utiliza un avanzado juego de pies, para manejar las distancias adecuadamente, pivotear, cambiar de dirección y buscar nuevos ángulos de ataque. La diferencia entre ambos, radica en que TJ persigue constantemente el KO y utiliza su movimiento para crear oportunidades de acertar combinaciones de golpes brutales, mientras que Cruz lo usa para confundir a su oponente y lanzar ráfagas cortas de golpes y luego volver a su zona de seguridad, desgastando a sus rivales y debilitándolos poco a poco.

Uno de los secretos de este deporte radica en el juego de pies, el movimiento a través de la jaula y el manejo de espacios y ditancias, y por esto, esta pelea puede considerarse como una breve muestra de cómo serán el futuro de la MMA, porque enfrenta a dos peleadores  que entienden y dominan estos conceptos. Quien sea capaz de manejar las técnicas para moverse de manera innovadora, rompiendo los paradigmas actuales y buscando formas distintas de atacar y defenderse, será quien obtenga mejores resultados en el futuro.

Sin título.png
Cruz se agacha y cambia la posición de sus pies para esquivar el potente ataque de TJ, conecta dos golpes desde esta nueva posición y luego se aleja.

3. La importancia del “fight IQ” (coeficiente intelectual de pelea): El último aspecto que quisiera destacar de este enfrentamiento, es que muestra claramente el impacto del “fight IQ” de los peleadores. Este concepto se refiere a cómo un peleador “lee” una pelea y a su oponente, analizando sus ataques, movimientos y fintas, y cómo toma decisiones en base a los resultados obtenidos, durante el transcurso del enfrentamiento. Tanto Dominick Cruz como TJ Dillashaw son ejemplos de luchadores con gran inteligencia de pelea, pero es Cruz, quien se destacó más en ésta ocasión. Por ejemplo, cuando la pelea estaba muy igualada en la lucha de pie, con ambos competidores acertando una cantidad similar de golpes (pese a que Dillashaw fallaba una cantidad mucho mayor que Cruz), éste último, buscó otra alternativa que le diera una leve ventaja: los derribos. Sabiendo que le “sumaría” puntos frente a los ojos de los jueces, Cruz llevó a TJ a la lona un par de veces, lo que marcó la diferencia a la hora de evaluar quien ganó los rounds que fueron muy parejos en otros aspectos.

Otro momento que reflejó la alta inteligencia de pelea de Dominick, fue cuando constantemente evitó entrar en el juego de Dillashaw. Gran parte del “juego” de TJ consiste en presionar sus oponentes, llevarlos de espaldas a la reja del octágono, y lanzar distintos golpes que empiecen desde la misma posición, por ejemplo, un golpe directo, un gancho o una patada. Así, TJ mantiene a sus oponentes tratando de adivinar qué va a lanzar, y la mayoría de las veces los sorprende (creando nuevos ángulos gracias a su juego de pies) y conectando combinaciones de golpes que a menudo terminan en KO.

Cada vez que Dominick se encontró en esta situación, en vez de quedarse y esperar los ataques de TJ e intentar esquivarlos, bloquearlos o contraatacarlos como todos los demás, simplemente, salia de la posición de peligro apenas podía y se negaba a participar de este juego, haciendo que TJ se fuera olvidando cada vez más su movimiento, y se concentratara en tratar de noquear Cruz. Esto hacia que fallara muchas más veces, y dejara aperturas para ser golpeado por Dominick, cuyo estilo se favorece de oponentes qe se enfocan en solamente conectar golpes definitorios.

011716-ufc-cruz-celebrates-ss-pi-vadapt-664-high-88

Claramente, esta pelea puede ser analizada con mucha más profundidad y extensión, pero espero que estos puntos hayan sido suficientes para incitarlos a ver esta pelea, la cual es desde mi perspectiva, una pieza fundamental para entender la evolución que están teniendo las artes marciales mixtas, desde precarias luchas “todo vale” en jaulas, hasta un deporte con alto nivel técnico en el cual el peleador más inteligente será el victorioso.

¿Qué opinan ustedes?

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Análisis de Pelea: TJ Dillashaw vs Dominick Cruz (UFC Fight Night 81)

  1. Cruz tiene un manejo de pies increíble y un cabeceo constante que le hace ser muy difícil de golpear. La pelea siguió la tónica que vimos contra Mighty Mouse y acabó con victoria para el mismo luchador.
    Me gusta Dominick pero no creo que sea la leyenda que el mismo se encarga de afirmar que es. Los jueces podrían haberle dado el combate perfectamente a TJ.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s