Karate 101: Los niveles del bunkai

bunkai

Continuando con el tema del último artículo, esta semana hablaré sobre los diferentes niveles de bunkai que podemos encontrar en el karate.

Para comenzar es necesario aclarar que a causa de diversas razones, relacionadas principalmente con el paso del tiempo y la forma en que los katas son enseñados (transmitidos directamente de maestro a alumno, generación tras generación), es que éstos y sus respectivos bunkai, han cambiado considerablemente con respecto a cómo eran cuando fueron concebidos muchos años atrás. A causa de esto, no es descabellado asumir que su significado “verdadero”, es decir, aquel motivo original de su creación se ha perdido en el tiempo y es en muchos casos, desconocido para nosotros.

Actualmente podemos encontrar decenas de formas de realizar y entender un mismo kata y bunkai, que varían dependiendo de la escuela, instructor, ubicación geográfica y estilo de karate.

Todo lo anterior, conlleva a que el horizonte de aplicaciones existentes para cada kata, sea gigantesco y existan muchas maneras de “hacer bunkai”. A continuación, explicaré tres de éstas maneras.

-El bunkai “básico”: “Un bloqueo es un bloqueo, un golpe es un golpe”.

El primer nivel es el más sencillo en teoría, ya que asume que la aplicación de cada movimiento de un kata corresponde exactamente a lo que se observa.

Por ejemplo, si la primera técnica parece ser un bloqueo, su aplicación corresponderá a la de un bloqueo, que se llevará a cabo de la misma manera que en el kata, sin ninguna variación.

Esta es la metodología de enseñanza que la mayoría de los instructores utiliza con sus nuevos alumnos y especialmente con los niños, ya que hace más evidente la relación bunkai-kata, ayudando a su memorización, internalización y a un aprendizaje más veloz.

-El bunkai “avanzado”: “Un golpe es un bloqueo, y un bloqueo es un golpe”.

También llamado “bunkai oculto”, en este nivel asumimos que los movimientos del kata representan técnicas diferentes a las que se pueden observar directamente.

Por ejemplo, un movimiento que a primera vista pareciera ser un golpe, puede ser en realidad un bloqueo, mientras que un movimiento que asemeja un bloqueo puede estar camuflando a una técnica de lanzamiento.

Esta manera de ver el bunkai tiene mucha aceptación entre aquellos maestros o estilos que plantean que los katas fueron armados deliberadamente para que “escondieran” las técnicas dentro de ellos, con el objetivo de prevenir que cualquier persona que los observáse, pudiera aprender la forma de pelea de una escuela particular, y posteriormente utilizarla deshonrosamente, o incluso, en contra de la misma escuela.

Precaución: No se debe confundir el bunkai avanzado con el denominado “bunkai secreto”, utilizado por ciertos “instructores” de artes marciales para denominar técnicas mortales que no pueden ser vistas ni enseñadas hasta que un alumno haya alcanzado cierto rango, ya que supuestamente que son extremadamente peligrosas. Esto no es más que un truco para hacer que los estudiantes desembolsen más dinero, compren más cinturones, DVDs o clases avanzadas, y el “instructor” se haga cada vez más rico. Todas las técnicas de karate deberían ser peligrosas, ya que su fin es usarlas para defenderse y salir ileso de una situación que comprometa la integridad física del individuo. Hay técnicas que conoces, y técnicas que aún no conoces, categorizarlas como secretos simplemente está mal.

-El bunkai “práctico”: “Un golpe puede ser un golpe, un bloqueo, o un lanzamiento, dependiendo de la situación”.

En este nivel, asumiremos que cada movimiento de un kata, representa a todo el rango de potenciales movimientos a ejecutar, y no solo a una técnica individual.

Por ejemplo, un golpe dirigido a la zona media del oponente podría incluir también los golpes a las zonas alta y baja, o un movimiento que aparentara un codazo hacia adelante, podría ser también un lanzamiento por sobre el hombro, o una estrangulación al cuello del oponente. Todo dependerá del contexto en el que se realizará la técnica.

Este nivel se utiliza porque, lamentablemente, a veces el bunkai básico (o incluso avanzado) es impráctico en la realidad, producto de depender de un atacante extremadamente cooperador, que lance solamente golpes rectos, o que ejecute combinaciones de golpes muy pauteadas. También, puede darse el caso de que el tamaño, estructura y otras características físicas de una persona influyan en su capacidad de ejecutar efectivamente ciertas aplicaciones, (alguien muy pequeño no podrá asestar un golpe a la cabeza de un oponente alto, pero si lo hará a la zona media o baja del oponente). Así, cada persona deberá buscar técnicas que sean útiles para sí misma, ya que lo que fue útil para quien construyó el kata, no siempre es útil para todo el mundo.

El fundamento de este nivel es, como se mencionó anteriormente, que los katas nos entregan principios. Estos principios son más importantes que las técnicas particulares. Al entender por qué y cuándo una técnica sirve, podemos convertirnos en peleadores más versátiles y adaptables a un mayor número de escenarios.

—-

Finalmente, para cerrar el artículo, quisiera plantear que no existe un nivel de bunkai mejor que los demás. Todos son útiles dependiendo del caso, y desde mi perspectiva, la forma óptima de entrenar bunkai, es aquella conformada por una combinación de los tres niveles mencionados. ¿Qué opinan ustedes?

Saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s